Rehilete. Juguete rebelde

El rehilete es un un juguete compuesto por una varilla a la que se encuentra clavado, en la parte superior, una figura de aspas de un molino que con el aire, giran y giran sin parar. En otros países se le conoce como: molinillo, molinete, remolino o, renglete. 
En mi infancia, mis padres nos llevaban a mis hermanas y a mí al parque a jugar con ellos, sobre todo cuando el clima se prestaba para disfrutar del espectáculo de colores que este juguete nos regalaba. El “rehilete” simboliza libertad y movimiento: es mágico, ya que capta tu atención y echa a volar tu imaginación. 
Hoy te invito a que con materiales que tenemos en casa y a la mano, puedas elaborar este objeto que puede servirte como decoración para tu casa, para tus fiestas e incluso para entretener a tu hijo (a). Los colores y tamaños pueden ser muy variados depende de tus los gustos y del uso que desees darle. Asi que manos a la obra: 
MATERIALES:
  • Una hoja de una revista, de papel, una cartulina u hoja de periódico que tengas a la mano. En mi caso ocupare una página de un libro de cupones. 
  • Tijeras
  • Lápiz con goma
  • Tachuela o alfiler
  • Resistol o pegamento
  • Popote o palito de madera
MODO DE ELABORACIÓN:
  1. Toma una punta de la hoja o la página y dobla hasta que formes un cuadrado y corta el pedazo que te sobre. (Fotos 2 y 3) 
  2. Ya que tienes tu cuadrado, doblalo nuevamente a la mitad. (Foto 4)
  3. Extiéndelo y corta tu cuadrado por cada una de sus esquinas un poco más de la mitad de cada una, para que te permita doblarlo y juntar en el centro las puntas (Fotos 5 y 6)
  4. Ya que están dobladas las puntas, coloca resistol o pegamento punta sobre punta y posteriormente en el centro clava la tachuela o el alfiler de modo que pase del frente y salga la punta por detrás de la figura, después introduce el popote y coloca la goma del lápiz como sello protector. (Fotos 7 y 8)
  5. Por último, tu “rehilete” ha quedado listo. (Foto 9)
Ahora solo elige el lugar al aire libre donde lo jugaras o el lugar en tu casa que adornará.


Share Button

Berrinchitos

El ser mamá sin duda ha traído consigo preocupaciones cuando de rabietas y berrinches se trata. Es incómodo el estar de pronto en un lugar público y que tu hija comience a gritar, patalear, tirarse al suelo y por ende, las miradas de todos los que te rodean se encuentran fijados en ti. 
Existen tres razones básicas por las que un nene o nena utilizan el berrinche:

1.- Como medio de expresión de emociones, frustraciones, enojo o tristeza.

2.- Quieren algo material o simplemente que le hagas caso.

3.- Quieren dejar de hacer algo que necesitan hacer.
El berrinche es parte del proceso de crecer, es una forma de expresar y controlar sus emociones, pero se vuelve “anormal” cuando es usado “constantemente”. Como padres debemos aprovechar esta etapa para ayudarles a que ellos aprendan “el auto control” marcando “límites”.
Algunos consejos que les comparto:
  • Ignorar el berrinche. No accedas a lo que tu hijo te pide durante la rabieta. 
  • Re-direcciona su atención hacia otra cosa. Dile palabritas al oído como: “Mamá esta aquí, te amo y debes calmarte”. 
  • Crea un “lugar específico para berrinches” y envíalo (a) ahí para que se calme unos minutos, hazle saber que el gritar o llorar es inadecuado, que respire profundamente y cuando se tranquilice abrázalo (a). 
  • Manifiesta empatía cuando tu hijo (a) no obtenga lo que quiere. “Me queda claro que estás enojado (a) pero no voy a darte lo que me pidas”. 
  • Antes de salir de casa, platica con tu hijo (a) sobre el comportamiento que debe tener, que puede hacer y que no. 
  • En ocasiones, abrazarlos con amor sin enojo puede calmar el berrinche. 
Es una tarea difícil que como padres debemos pasar, pero sin duda, el lograrlo ayudará a fortalecer el lazo familiar, el autocontrol en ellos y el carácter. 
Share Button

Mi nueva faceta de bloguera

Una nueva inquietud se me ha presentado con el tiempo al estar participando activamente en las redes sociales: Quiero empezar mi propio blog.
Soy Mexicana, estudie la carrera de Licenciado en Derecho, en mi país trabajaba en una institución que me encantaba ayudando a los que menos tenían y me encontraba ya elaborando mi tesis de grado de Maestra en Derecho, pero en Diciembre de 2009 decidí consagrar ante el altar mi matrimonio y jure amor eterno al que hoy es mi compañero de vida: Juan José.
Después de casarnos, ambos seguimos separados: El aquí y yo allá. La idea principal era que él se mudara para México pues el dominio de los idiomas inglés y español le abriría muchas puertas en aquel país, pero de pronto, la situación se volvió terrible en cuanto a la seguridad y el Narcotráfico empezó a hacer el común denominador de mi vida: descuartizados, balaceras, atentados estaban sucediendo muy cerca de mi entorno. 
Entonces, en enero de 2011 con siete meses de embarazo deje mi pais: MEXICO. Me vine con una maleta llena de recuerdos, con la Fe puesta en la bendición que en mis entrañas me acompañaba: Mi anhelo cumplido: Elena Sofia y con la incertidumbre de que iba a hacer aqui en este país. 
Hoy en las redes sociales he conocido a muchísimas personas de las cuales he aprendido mucho. Unas continúan conmigo, otras simplemente se han ido. Pero cada una ha sido una pieza fundamental para que hoy inicie esta aventura enfocada a mi faceta como MAMÁ. Espero su apoyo y bendito Dios por darme esta oportunidad.
Con cariño,
Gilda C.
Share Button
http://umraniyetip.org/anadolu-yakasi/pendik-escort/viagra fiyat

This function has been disabled for El Tintero de Mamá.